El sistema de Alcantarillado fue construido por EPM, adecuándolo a las necesidades impuestas por el nivel de la primera etapa del embalse.

Se instalaron dos tipos de redes: una para la evacuación de las aguas lluvias (pluvial), y otra para la evacuación de las aguas residuales (sanitaria). Estas redes llevaban las aguas hasta un pozo de bombeo ubicado en el sitio llamado casa maquinas, contiguo a la bomba de gasolina; de allí eran bombeadas hasta descargarlas finalmente en el río Negro, el cual tenía un abundante caudal que facilitaba la dilución y arrastre de las sustancias contaminantes.
La insuficiente capacidad de las redes y bombas para evacuar las aguas, generaban en épocas invernales rebosamientos e inundación de vías y áreas públicas. Las bombas se encontraban a una distancia excesivamente corta de un barrio densamente poblado, lo que ocasionaba malos olores y elevados niveles de ruido que afectaban a los habitantes del sector.